El clásico. Fue nuestro primer soporte digital y su diseño y fabricación ha evolucionado mucho a lo largo de estos 10 años. Es el principal soporte de los circuitos DOOH publicitarios y corporativos. Tiene varios diseños disponibles -interactivos, a doble cara, con sonido, con base o instalado en la pared, etc- y puede ser customizado en el exterior según la necesidad del cliente.